Aquí os dejamos unos cuantos “comos” para tener a vuestro gatito como un rey!

Cómo cepillar el pelaje de un gatito

Cómo cortar las uñas a un gatito

Los gatitos usan las uñas para marcar su territorio. Para evitar que hagan destrozos al rascar con las uñas, sin afectar a su comportamiento natural, lo mejor es recortárselas. No les causa ningún dolor, pero puede provocarles angustia, por lo que es importante comenzar a hacerlo a una edad temprana para que se acostumbren.

Las uñas de los gatitos son un buen indicador de su salud. Unas uñas demasiado duras o demasiado blandas son signos de posible malnutrición o de infección bacteriana, por lo que, si observas alguno de estos síntomas, conviene consultar al veterinario.

Cómo limpiar la cara de un gatito

Consulta a tu veterinario si observas secreciones de mayor entidad, ya que podría ser recomendable un tratamiento más específico.

Cuidado de la higiene oral del gatito

Los dientes de leche del gatito comenzarán a aparecer cuando tenga entre dos y seis semanas de vida. Es importante mantener la higiene oral del gatito, ya que una higiene inadecuada puede provocar la pérdida de dientes, encías inflamadas y mal aliento.

Si tienes alguna duda sobre el estado de salud de los dientes de tu gatito, consulta con tu veterinario, que dependiendo del caso y grado de sarro acumulado, incluso puede recomendar una limpieza dental.

Cómo bañar a un gatito

Son muy pocos los gatos que se sienten atraídos por el agua, pero el baño sigue siendo una parte importante de la rutina de aseo e higiene para los gatos de pelo largo y mediano, por lo que es buena idea familiarizar al gatito con el baño desde una edad temprana.

Es importante usar un champú para gatos, en el que el pH sea adecuado para la piel y el pelo del gato (no conviene usar nunca champú humano, ya que puede ser tóxico para el gatito).

  1. Familiariza al gato con el agua, recuerda que debes ser amable pero firme
  2. Para empezar, humedécelo con una esponja. Si el gatito reacciona con hostilidad, para y vuelve a intentarlo unos días más tarde hasta que acepte el agua.
  3. Lava el pelaje suavemente, concentrándote en cualquier área sucia.
  4. Llena el fondo de la bañera con agua a entre 36 y 37 °C y mete el gatito dentro con suavidad
  5. Tranquilízalo con palabras agradables y caricias
  6. Envuelve al gatito en una toalla limpia y calentita. Para secar el pelaje por completo, puedes ayudarte de un secador de pelo; sin embargo, asegúrate de usarlo con cuidado, de que el aire no esté demasiado caliente y de que no esté demasiado cerca.

El aseo del gatito es una excelente manera de forjar vínculos con la nueva mascota, a la vez que se cuida de su salud y bienestar. También ayuda a familiarizarse con el manto, la piel, los ojos, las orejas y los dientes del gato, lo que permitirá identificar cualquier cosa que se salga de lo común. Si notas algún cambio repentino o anomalías, pide asesoramiento profesional y tratamiento al veterinario.

fuente: www.royalcanin.com

El formulario se ha cargado correctamente, por favor imprima el mismo para poder firmarlo y sellarlo.
Gracias.

El formulario se ha cargado correctamente, por favor imprima el mismo para poder firmarlo y sellarlo.
Gracias.